En el año 2017, el famoso y emblemático edificio en el corazón de San José de Costa Rica cumplió 120 años, siendo momento de que conozcamos cuales son sus principales joyas y sus tesoros más escondidos. Algunas piezas de teatro son toda una auténtica joya, tan hermosas, célebres e importantes como las creaciones de la casa de modas tous, las cuales tienen su génesis de la creativa y caritativa mente de Rosa Oriol.

120 años se dicen fácil, pero la verdad es que no lo han sido; hoy nos quedamos sorprendidos al observar dicho teatro nacional, pues es simplemente es una joya.  Costa Rica se encuentra agradecido con este teatro por brindarle un lugar lleno de paz y cultura para enriquecer el alma.

Para Costa Rica, el teatro nacional es toda un Joya de su arquitectura e historia, es un emblema fuerte de lo que es su cultura, aquí se encuentra una gran colección de billetes cuya hermosura es bastante peculiar, la cual cautiva tanto a extraños como a propios. Muchas pinturas célebres también se encuentran en este lugar, en la sección de Alegoría de las artes y son piezas principalmente hechas en óleo por Roberto Fontana. Estas piezas se inspiran en lo que es el comercio y la agricultura de Costa Rica. También en ésta galeria podrás encontrar piezas del italiano Aleardo Villa. La escultura del triunfo de la música, también llamada la Fama; así como ésta existen otras pequeñas piezas que son todo un espectáculo a la vista.

El icónico edificio nació de un decreto en 1890, pero fue para 1897 que abrió sus puertas al público y venía con la firme propuesta de ser una fuente para exponer el talento y la historia de dicho país, pues ser un templo para el arte era su misión principal. Otra des sus metas era que Costa Rica se modernizara con este vistoso teatro y progresara, pronto dejó de ser sólo un teatro y se convirtió en parte de su vida y de la historia de ésta nación.

La edificación es de un diseño único y fenomenal que sólo puede venir de las manos de artistas de dicho país. En su construcción y diseño también participaron ingenieros costarricenses, acompañados de algunos provenientes del viejo continente. En la actualidad se exponen unos 100 planos originales, los cuales reposan en el famoso archivo nacional.

Teatro Nacional para La Nación

Al momento de su inauguración, contaba con 37 decoraciones escénicas totalmente pintadas a mano, creación del famoso pintor italiano Antonio Rovescalli, éstas pinturas fueron encargadas por los hermanos Durini, quienes conformaban una de las contratistas que trabajaban dentro de la obra. En la actualidad cuenta con mucha más obras que lo han ido agregando a lo largo del tiempo.

Posee un famoso anillo de plata, que según la historiadora del teatro nacional, forma parte de los planos originales del este edificio. El anillo de plata sujetaba los planos originales del edificio, enviados por la Secretaría de Fomento. En él, Sobresale el escudo de armas que se usaba en 1897, el cual estuvo vigente hasta 1906.

Esta joya arquitectónica fue inaugurada en 1897, y cada detalle fue cuidado hasta el último momento. Tanto las llaves, los gabinetes, las cerraduras y bisagras fueron mandadas a hacer a la medida.