Sin categoría

Por que es más cómodo usar zapatillas en casa

Y es que, si efectivamente tenemos los pies delicados o usamos plantillas, lo recomendable es aconsejable continuar usando zapatillas en casa, sobre todo si circulamos mucho dentro de la vivienda. Sabemos que una cosa es mantenerse sentado y quedarse quieto, pues en este caso podremos ser mucho más flexibles. Pero si se trata de ese momento cuando nos levantemos y apoyamos los pies, si no tenemos colocadas las zapatillas, la pisada no ha de ser beneficiosa para nuestros pies.

Para evitar tal situación, debemos cargar siempre puestas las zapatillas abiertas o cerradas, las que mejor se nos ajusten y de este modo poder centrar el apoyo durante la pisada.

Una recomendación es no andar en casa descalzo, sino con zapatillas, se lleve o no plantillas. Con las zapatillas nos protegemos el pie y el grado de confort de la pisada de una buena zapatilla no es posible conseguirla con los pies descalzos. Aparte de que toda la suciedad y gérmenes llega a quedarse adherida a la planta del pie yendo descalzos. En cantidad de oportunidades por deambular por casa descalzos podemos tropezar con la pata de alguna silla o cualquier otro tipo de objeto que tengamos en el suelo ocasionando una lesión o rozadura.

Las zapatillas adecuadas para andar en casa 

En la actualidad podemos encontrar numerosas zapatillas con distintos modelos que cuentan con plantas confortables, aunque la morfología de dicha planta no es la misma que se precisa si presentamos alguna dolencia y, por tanto, la recomendación es llevar nuestras plantillas personalizadas.

También se sugiere usar zapatillas que sean cerradas, pues ofrecen una mayor sujeción, sobre todo si nos movemos mucho con ellas. De no ser así, podríamos usar unas que sean abiertas del talón con hueco a fin de poder introducir el pie y abiertas de puntera si llevan gomas elásticas para que no se desplacen hacia delante.

En todo caso, lo ideal sería usar una zapatilla muy cerrada con cordones, velcros o estilo bota con ajustes por velcro. Si esta cuenta con algo de consistencia en los contrafuertes entonces será mucho mejor.

Si presentamos en nuestros pies alguna dolencia muy acusada y nos debemos movernos mucho por la casa, entonces es recomendable usar un calzado ortopédico, del que se usa habitualmente, adquiriendo un nuevo par que serán los que usemos solo en casa, dejando ventilar y descansar los que utilizamos asiduamente, para que se deterioren menos.

Zapatillas con suela 

Una de las mejores sugerencias es usar zapatillas con suelas de caucho ya que  son resistentes, flexibles y antideslizantes, además llegan a ser más duraderas y con un gran poder de agarre. En cuanto a la suela de goma microporosa, esta solo es aconsejable para usar en los suelos de parquet, debido a que no deja marcas en el piso. Son antideslizantes aunque algo menos flexibles que las de caucho.

También podemos usar con suelas de goma esponja, pues son confortables de pisada y no deslizan. Esta se trata de una composición un tanto complicada de encontrar pues la goma presenta pequeñas burbujas de aire por dentro, su estructura es semejante a una esponja, y de ahí proviene su nombre.